martes, 15 de septiembre de 2015

Poema al paso al puto calor.



Cada célula de mi cuerpo aborrece el calor. 
El único momento en mi historia donde añoraba el verano, 
era cuando niño porque significaba horas de ocio divino.
Ahora que esas horas de ocio divino se desgranan en todo un año,
son unas pocas pepitas de oro que 
se funden en un instante 
por este puto calor.

Demian


No hay comentarios:

Publicar un comentario